Background Image

Observación de Aves en Soriano

Observación o avistamiento de aves, birdWatching o birding. Soriano es una excelente opción para practicar esta actividad, sea cual fuera la denominación con que se la conozca.

Con amplias zonas de praderas y montes Parque, al igual que de estupendos montes ribereños, el departamento de Soriano ofrece varios sitios donde practicar la observación de aves de forma completamente natural.

Para darles un pequeña orientación, responderemos estas tres importantes cuestiones: Donde, Cuando y Como.

Donde exista un lugar para posarse, allí encontrarás aves. Éstas han colonizado de tal forma los ambientes del planeta, que podríamos decir que se las encuentra en todas partes. De igual forma sucede en Soriano, viéndose ampliadas las posibilidades por su rico patrimonio natural en hábitat y ambientes naturales y urbanos.

Pero destaquemos algunos lugares ya famosos entre los amantes de la ornitología:

El pueblo de Villa Soriano es un observatorio completo. La apacibilidad de sus calles permite que la avifauna sea una integrante más de la comunidad. Mientras que su añejo muelle sirve de excelente mirador para observar las especies que habitan los ambientes del río Negro, incluido los juncales que lo rodean.

Y si hablamos del río Negro, sería como hablar de un santuario para gran cantidad de especies de aves acuáticas, entre las que se incluyen varias endémicas. Realizar una navegación por él, desde Mercedes a Villa Soriano, o desembarcando en alguna de sus varias islas, es una verdadera promesa de albumes completos de fotografías!

Cuando el sol comienza a subir, extendiéndose hasta las primares horas de la mañana, es de los mejores momentos para avistar a nuestras plumíferas amigas, pues es ahí donde demuestran mayor grado de actividad. La otra ocasión que tenemos es al atardecer, cuando bandadas completas (dependiendo de la especie) regresan a sus sitios de reposo luego de un día completo de actividad. El ocaso de los últimos rayos solares es acompañado por melódicos popurrís de trineos que no tienen comparación.

Y si quisiéramos saber cual estación del año es la mejor para el avistamiento, sin lugar a dudas que la Primavera es la indicada. Los cortejos nupciales, los procesos de nidificación, de incubación y de cría, sumado a la llegada de las aves migradoras, forman un panorama de lo más pintoresco, teniendo como principal atracción la regeneración de la vida silvestre.

Como apreciar las aves es un punto en el que tenemos que tener mucho cuidado. Recuerden que al observarlas, nos estamos introduciendo en sus ambientes, en sus “hogares”, por lo que hay que hacerlo de la forma más respetuosa posible. El equilibro en los ecosistemas es perfecto, pero a su vez delicado, por lo que una mala acción por nuestra parte, podría perjudicar de gran manera a una especie, e incluso a todo el ecosistema.

En cuanto a la practica misma de la observación, se puede hacer de dos formas, una pasiva y otra activa. La primera consiste en atrincherarnos en un determinado punto de la zona, y esperar que las aves lleguen. Esto suele hacerse en los miradores, pues son estructuras explícitamente diseñadas para ello, y es una buena opción para aquellas personas que no puedan realizar mucho esfuerzo físico. En cuanto a la segunda modalidad, de las más preferidas, se practica mediante caminatas en las que vamos “acechando” a la “presa”. Si ésta es nuestra opción, tenemos que tener en cuenta caminar haciendo el menor ruido posible, pues las aves, ante alguna impresión de peligro, podrían alejarse y frustrar así nuestra “casería”.

Por último deberíamos tener en cuenta el equipamiento básico que nos ayudará a tener una buena experiencia de avistamiento de aves.

Primordial es una adecuada vestimenta y calzado resistente. Tengan en cuenta que, probablemente, se insertarán en lugares agrestes que podrían causar algún inconveniente (rasgaduras de ropas, rasguños en la piel, espinas en los pies, etc). Y repelente de mosquitos!, especialmente si vamos con alguna parte del cuerpo expuesta.

Los binoculares, si bien a simple vista podremos ver aves, son prácticamente obligatorios. Una guía de campo nos ayudará a identificar las especies que observemos, siendo en este sentido de gran apoyo una libreta de apuntes, donde anotar comentarios sobre forma, color o comportamiento que veamos en las aves.

Los safaris fotográficos son una modalidad de turismo en sí mismos, por lo que una cámara se nos hace indispensable. Y si contáramos con una grabadora, podremos llevarnos a nuestras casas una de las mejores obras de la genial compositora que es la Madre Naturaleza.

Feliz observación!!!

X