Background Image

Mercedes y el Castillo Mauá

Considerado una de las mayores atracciones de la ciudad de Mercedes, el Castillo Mauá es un de los principales vestigios que quedó de la impetuosa actividad empresarial del Barón y Vizconde de Mauá en el Uruguay.

La popular denominación de “castillo” se aplica a lo que fuera en realidad el casco de estancia de las extensas propiedades que Irineo Evangelista de Sousa (nombre del Barón de Mauá) adquiriera en Soriano entre los años 1857 y 1859, como respaldo financiero al Banco que inaugurara por esos años en Montevideo, el Banco Maua y Cia, siendo la segunda institución bancaria de la ciudad y del país.

Castillo Mauá  - Vista Aérea - Foto Intendencia de Soriano

El edificio es de clásica estructura en herradura, típica del medio rural, levantado alrededor de un gran patio rectangular. Al W de éste se encuentra el acceso original al Castillo, reemplazado en la actualidad por las puertas-cocheras ubicadas en el espacio central, al E del recinto. El edificio consta de dos plantas, siendo ocupada la planta baja por el Museo Paleontológico Alejandro Berro; mientras que en la planta alta, accediendo a ella por una hermosa escalera en herradura decorada con azulejos portugueses y artísticas rejas de hierro forjado, e ingresando a un largo corredor que da ingreso a las que fueran habitaciones principales de los residentes, podremos visitar la galería que las ocupa: La Posada del Arte.

Castillo Maua - Anaclara Mancebo

Si recorremos sus corredores hasta el final, en ambos extremos, podremos hallar sendas terrazas desde las que podremos obtener hermosas vistas de los alrededores, especialmente de la ubicada al N, o Terraza de Verano, la cual domina el majestuoso paisaje que nos brinda el río Negro.

Y si se quisiera ampliar la visión, bastará con subir a las dos torrecillas ubicadas en la azotea de la segunda planta, las que nos servirán como estupendos miradores.

Castillo Mauá en Mercedes Soriano 22

A los lados N y S del castillo se extienden construcciones uniformes que fueran destinadas como galpones, depósitos, y habitaciones para la servidumbre cuando la propiedad funcionaba como establecimiento rural. Actualmente se encuentran en desuso, a excepción de espacios para baños públicos en el lado N.

Su fachada actual (la antigua parte trasera) fue remodelada por otro ilustre propietario del predio: Buenaventura Caviglia.

Caviglia, sin romper los lineamientos originales, adosó un par de curiosas fuentes semicirculares a sus muros inferiores, rodeadas de jardines enrejados; conjunto ornamental completado por una tercera fuente ubicada frente al edificio. Además, anexó una bodega de vinos, que actualmente sigue en funcionamiento y produciendo los vinos Mauá.

Castilo Mauá y Bodega

Y como en cualquier castillo, sobre el Mauá también giran varias leyendas, desde tesoros ocultos en la zona por antiguos capataces y túneles secretos que llegarían hasta el río, hasta historias relacionadas con la presencia de simbología masónica.

El Castillo Mauá, en su conjunto, es un sobrio edificio, tal vez demasiado sencillo para el título que ostentara su propietario, pero precisamente eso, y el espíritu de trabajo, fue lo que distinguió siempre al Barón de Mauá, tal cual reza su escudo: Labor improbus omnia vincit.

Horario de visitas: de Lunes a Domingo, de 11 a 17 hs. / Entrada: Gratuita