Background Image

Museo Escolar “Altos del Perdido”

Un singular emprendimiento llevado a cabo en la Escuela No. 85 de Altos del Perdido, que ha ido creciendo desde que en 2004 se dieran los primeros pasos para su creación, como respuesta a programas escolares que buscaban el estudio y reconocimiento de los orígenes nacionales. Es considerado hoy en día un ejemplo a seguir en todo el país.

Hablando con la directora de la escuela, Mta. Mariángeles Bugani, nos indicaba los principales objetivos del proyecto, diferenciándose uno pedagógico, que busca “Desarrollar la inquietud por la investigación científica de los niños en las diferentes áreas que se contemplan en el programa escolar.” Y otro institucional, apuntando a “lograr la participación de la comunidad en espacios educativos que tienen vulnerabilidad social. Mediante la creación de un museo se logra la participación intergeneracional en un pasado social común, se refuerza la identidad local y regional, logrando permitir y descubrir lo que más valora una comunidad, actualizar conocimientos y socializar la ciencia escolar.”

Altos del Perdido forma parte de “Pedagogía Museística”, un proyecto didáctico en el que los mismos escolares son los “museólogos”. Ellos se encargan de la limpieza y reacondicionado de las piezas, inventariado, búsqueda de información sobre el material, catalogación y formas de exhibición; adquiriendo en el proceso una gran cantidad de conocimiento técnico sobre distintas áreas, además de una sensibilización en la valoración del patrimonio cultural.

El material del museo se exhibe en dos salas con muestras permanentes.

Por un lado, el rescate de la Historia de la Población del Perdido. Aquí se entremezclan piezas arqueológicas y geológicas, elementos que atestiguan la época de inmigrantes que poblaron estas tierras entre los siglos XIX y XX, y un muestrario de las labores rurales, de su desarrollo a través de los años, y de los elementos que en ellas se empleaban.

La otra temática que se expone es la Evolución de la Escuela en Soriano. Trasladándonos en el tiempo a través de una replica de un aula escolar de antaño, podremos revivir las distintas etapas por las que ha pasado la escuela pública sorianense.

“Se exhiben aquellos elementos que son traídos al centro escolar por las propios habitantes del Perdido o por diferentes personas que se encuentran identificados con el proyecto. Como el propósito de este es la participación, todas las piezas que se exhiben han sido rescatadas por las propias personas que sienten que pueden formar parte de un museo que rescate nuestra propia identidad y que puede ser parte del patrimonio de todos los involucrados. Cada pieza, cada elemento, posee un lenguaje que nos cuenta la historia de una vida, de una familia, de un grupo, que es parte de nuestro pasado común.”

Para llegar a la escuela, debemos tomar, desde Cardona, la ruta 57 (como yendo hacia Trinidad) hasta el Km. 3, donde un par de carteles indicadores rezarán “El Perdido” y “Museo Escolar”. De ahí tomamos el camino vecinal que se abre a mano izquierda, que conduce a “Cuchilla del Perdido”. Tras recorrer unos 16 Km. nos toparemos con otro cartel: “Museo Escolar”. Nuevamente desviamos hacia la izquierda por el camino que va hacia el Paraje Altos del Perdido, por el cual, después de recorrer unos 10 Km., llegaremos al centro educativo y Museo escolar.

Podemos visitarlo todos los días después de las 15hs, pero se aconseja coordinar anticipadamente con el local escolar, pues la visitas no pueden interferir con el trabajo curricular de los niños.

Se agradece particularmente la cordial colaboración de Mariángeles Bugani, maestra/directora de la escuela Altos del Perdido, y responsable del Museo escolar.  La información y atención que nos prestó fue de mucha ayuda para la realización de este artículo.